La voz de los padres es esencial en la educación

Los padres son un ingrediente imprescindible de la educación. Los padres pueden ser la voz de grandes expectativas para los niños y para apoyar a los educadores en la creación de escuelas donde todos los niños reciban lo que necesitan para tener éxito. Una excelente educación es un derecho civil de cada niño; y mientras que nuestra nación ha dado grandes pasos, incluido una tasa récord de graduación de escuela secundaria, y asistencia a la universidad en máximos históricos, tenemos mucho camino por recorrer para asegurar que todos los niños tengan las mismas oportunidades de aprender.

Los padres pueden desempeñar un papel clave en exigir una educación de clase mundial para sus hijos, como se merecen. Pero, para muchos padres y familias puede ser una tarea incierta determinar cuál es la mejor manera de apoyar a sus hijos o qué preguntas deben hacer para asegurar que sus hijos aprendan y se desarrollen.

Por eso hoy, hablando desde el punto de vista de un padre de dos niños pequeños, el secretario Arne Duncan describió un conjunto de derechos educativos que debe tener cada familia en Estados Unidos, durante su discurso en la Convención Nacional de la PTA en Charlotte, Carolina del Norte. Este conjunto de tres derechos fundamentales que tienen las familias puede unir a todos los que trabajan para asegurar que los estudiantes estén preparados para prosperar en la escuela y en la vida. Estos derechos acompañan la trayectoria educativa del estudiante, incluido el acceso a la educación preescolar de calidad; la participación en escuelas primarias y secundarias seguras, dotadas con buenos recursos, y que requieren un alto nivel de todos los estudiantes; y acceso a una educación superior de calidad a precio asequible.

DoE-Declaración-de-Derechos-de-los-Padres-v2-3

Los padres y las familias pueden usar estos elementos básicos y necesarios de una excelente educación para construir relaciones más profundas con los educadores, administradores y líderes de la comunidad en apoyo de las escuelas, para que estos derechos se conviertan en realidad. Durante la Convención, el secretario Duncan también declaró su esperanza de que los padres le pidan cuentas a los funcionarios electos y los demás responsables, para acelerar el progreso en la educación y ampliar las oportunidades a más niños, especialmente los más vulnerables de nuestra nación.

Las declaraciones del secretario Duncan sobre este conjunto de derechos complementa el trabajo del Departamento de Educación para llegar a los padres, incluido la iniciativa Marco de desarrollo de capacidad dual para establecer alianzas entre las familias y las escuelas, presentada el año pasado; las herramientas que pueden ayudar a las familias y los estudiantes a seleccionar la universidad más adecuada para ellos; y el apoyo de los Centros de Capacitación e Información para Padres, y otros centros de recursos.

Durante su estancia en Charlotte, el secretario Duncan también participó en el panel “Escuelas Preparadas para el Futuro” (Future Ready Schools) para enfatizar la importancia de integrar la tecnología en el aula, sobre todo como una herramienta para promover la equidad para todos los estudiantes.

Para aprender más sobre los derechos que el secretario Duncan discutió hoy y para encontrar otros recursos para padres y familias, visite la página web del Departamento: Participación Familiar y Comunitaria. También considere unirse al secretario Duncan en una charla en Twitter para continuar el diálogo sobre la participación de los padres en la educación, que se celebrará el 1 de julio a las 1:30 p.m., hora del este, usando #PTChat.

Tiffany Taber es la jefa de personal para Desarrollo de Comunicaciones en el Departamento de Educación de EE.UU.