Presupuesto del año Fiscal 2017: Un mayor uso de los datos para avanzar la equidad

En los últimos siete años, la administración de Obama y el Departamento de Educación han liderado esfuerzos para que los beneficiarios y los profesionales usen las prácticas que funcionan en la educación para mejorar los resultados de los estudiantes. Un enfoque en las prácticas comprobadas y los datos puede ser una poderosa herramienta para avanzar en equidad.

Por ejemplo, según la nueva ley federal de educación, Cada Estudiante Triunfa (ESSA), los Estados establecerán nuevos sistemas de rendición de cuentas que incluyen indicadores del éxito que reflejan un panorama general sobre cómo las escuelas sirven a todos los niños, y no sólo en lo académico. Por ejemplo, los Estados podrían examinar información sobre el desarrollo social y emocional de los estudiantes, y si las escuelas ayudan a los niños a desarrollar habilidades como la flexibilidad y la habilidad de colaborar con sus compañeros. Los Estados también podrían examinar datos y tendencias relacionadas con el absentismo crónico y asegurar que las escuelas intervengan cuando los estudiantes falten mucho a clases. Los educadores podrán analizar el rendimiento académico de los estudiantes para mejor apoyar a los estudiantes a dominar ciertas destrezas o aprender inglés. Los maestros, departamentos de educación local y los Estados también pueden usar los datos para avanzar la equidad y la excelencia por todo nuestro sistema educativo.

La Administración y el Departamento tienen como prioridad los programas de subvención que usan los datos, tal como Invertir en la Innovación (i3) y Primeros en el Mundo (FITW), y han aumentado significativamente el uso de las subvenciones basadas en la evidencia. En estrecha colaboración con el Instituto de Ciencias de Educación (IES), los beneficiarios e investigadores trabajan juntos para aprovechar y ampliar los conocimientos de la investigación sobre prácticas prometedoras y estrategias probadas para que las escuelas, distritos, y Estados puedan usar esta información al formular políticas y tomar decisions.

El presupuesto de 2017 apoyaría a los Estados y organismos locales de educación con el uso de datos útiles, incluido las investigaciones y evaluaciones. Por ejemplo, los fondos para IES se usarían para mejorar la toma de decisiones en todos los niveles mediante el aumento de recursos dedicados a las subvenciones de investigación que proporcionan los datos sobre lo que funciona en la educación.

Los proyectos prioritarios indicados en el presupuesto también aumentaría la transparencia de los datos. Un gran ejemplo de este trabajo es el Informe Universitario, que se lanzó en septiembre de 2015. El Informe Universitario proporciona a estudiantes, padres y al público información sin precedentes sobre los costos universitarios, ayuda financiera, y tasas de graduación en las diferentes instituciones postsecundarias, en un solo lugar.

Por último, el presupuesto fortalecería la manera en que el Departamento comparte la información y resultados de la investigación para que todos, incluido los maestros, estudiantes, dirigentes políticos, administradores, escuelas y comunidades, puedan acceder los datos que necesitan en formatos digeribles para informar las decisiones cotidianas.

Aquí ofrecemos un vistazo rápido sobre cómo el presupuesto 2017 invierte en tres áreas prioritarias:

Incrementar la equidad y la excelencia en la educación

  • $180 millones para el programa de Investigación e Innovación en la Educación, un aumento de $60 millones, o un 50 por ciento, para el sucesor de i3 para ampliar el apoyo a las iniciativas basadas en la evidencia para desarrollar, validar y ampliar las intervenciones eficaces de educación que ayudarán a los Estados y organismos locales a cumplir los requisitos de la ley federal.
  • $44.3 millones de asistencia técnica y difusión de IDEA, un aumento de $10 millones para incrementar sustancialmente la inversión de la Administración en proyectos modelo de demostración para reunir datos sobre prácticas prometedoras en áreas críticas como las intervenciones a estudiantes autistas que requieren servicios y apoyo intensivo.Apoyo a los maestros y dirigentes escolares:
  • $100 millones para el programa de Apoyo a la Capacitación Eficaz de Profesionales (SEED), un aumento de $6 millones sobre el nivel de 2016, para apoyar los esfuerzos estatales y locales para mejorar la eficacia de los maestros y directores y ayudar a que todos los estudiantes tengan acceso equitativo a buenos maestros y directores. El programa daría fondos principalmente a instituciones de educación superior y ONG para proyectos que ofrezcan actividades comprobadas de desarrollo profesional y preparen a maestros y directores de rutas no tradicionales de preparación y certificación para servir en los organismos locales de educación de alta necesidad.Ampliar acceso, asequibilidad y graduación de la educación superior:
  • $100 millones para el programa Primeros en el Mundo que otorga subvenciones competitivas en apoyo del desarrollo, validación y aumento de estrategias innovadoras, prometedoras y basadas en los datos para mejorar las tasas de graduación postsecundaria de los estudiantes de alta necesidad, así como evaluaciones rigurosas para probar la efectividad de estas estrategias cuando se implementan en variados entornos y contextos. La Administración de Obama planea destinar hasta $30 millones para apoyar proyectos en universidades que sirven a los negros (HBCU) y las universidades que sirven a grupos minoritarios (MSI).
  • $30 millones para el Fondo de Innovación y Graduación de las HBCU y MSI, un nuevo programa competitivo para fomentar intervenciones y estrategias innovadoras para que más estudiantes de bajos ingresos y de color se gradúen.
  • De los $900 millones destinados a TRIO en el presupuesto, hasta $20 millones serían utilizados para apoyar una nueva iniciativa modelo elaborada para dar a los beneficiarios la oportunidad de competir por más financiamiento para la implementación y evaluación de estrategias adicionales apoyadas por los datos para mejorar el acceso y el éxito en la universidad, y apoyar la difusión de estrategias que demuestran ser eficaces a escala para todos los beneficiarios TRIO.

El presupuesto también incluye apoyo para InformED, una iniciativa lanzada en 2016 que se basa en el éxito del nuevo Informe Universitario y añade mayor disposición y aplicación de los datos de investigación de todo el espectro educativo para los profesionales y el público. El presupuesto de 2017 incluye $15 millones para que InformED construya nuevas infraestructuras para administrar la colección, calidad, publicación y análisis de los datos de manera innovadora y eficaz.

Para obtener más información sobre el presupuesto de 2017, visite nuestra página web.

Tiffany Taber es la jefa de personal para Desarrollo de Comunicaciones en el Departamento de Educación de EE.UU. 

#          #          #